Chabelo Morales Gana Batalla al Sistema de Justicia que lo Condonó

PROCESAL PENAL AL QUE FUE SOMETIDO INJUSTAMENTE JOSÉ ISABEL MORALES.

1- Inicio de la prisión preventiva. José Isabel Morales fue capturado el 17 de octubre de 2008 al haberse ejecutado una orden de captura librada por el Juzgado de Letras Seccional de Trujillo, Departamento de Colón, por haber sido acusado por el Ministerio Público junto a varias personas más.

2- Realización del juicio. Transcurridas las etapas procesales de rigor, José Isabel Morales compareció a juicio oral y público junto a Carlos Maradiaga como coimputado, iniciando las sesiones del juicio el catorce de junio de 2010 y culminando el veinticinco del mismo mes y año, siendo declarado culpable de UN HOMICIDIO en perjuicio de Carlos Manrique Sorto Castillo y exonerado de 10 de imputaciones, por el contrario el señor Carlos Maradiaga (coimputado) fue absuelto de todos los delitos.

3- Luego de esto transcurrieron cuatro años (4) de detención sin sentencia y sin modificación de la medida pese a la constante solicitud planteada. Pese a que el juicio culminó a finales de junio de dos mil diez, la sentencia no fue dictada sino hasta el 20 de julio de dos mil doce (dos años y un mes después de finalizado el juicio), sobrepasando los términos que establece el Código Procesal Penal, el cual establece un término máximo de apenas treinta y cinco días hábiles, después de finalizado el debate, para la lectura y notificación de la sentencia (artículos 338, 342 y 343 del Código Procesal Penal de Honduras). En reiteradas ocasiones la defensa solicitó se modificaran las medidas decretadas contra MORALES, por haber sobrepasado todas las posibilidades del término máximo establecido por la Ley para la Privación de Libertad sin sentencia.

En todas las ocasiones, dicha solicitud fue decretada sin lugar; convirtiéndose a sabiendas del referido Tribunal, en una pena anticipada para el señor José Isabel Morales, infringiendo deliberadamente, con ello, los artículos 181 del Código Procesal Penal que establece los plazos de duración de la Prisión Preventiva, que además de establecer que este período no será mayor de dos años, también establece que: Si vencido el plazo no ha llegado a su fin el proceso, el imputado será puesto en libertad provisional y sometido a cualquiera de las medidas cautelares previstas en el Artículo 173, sin perjuicio de la continuación del proceso, hasta que la sentencia adquiera el carácter de firme y que cuando dentro del plazo indicado no se dé fin al proceso, los funcionarios y empleados que hayan dado lugar al retraso por malicia, culpa o negligencia, serán sancionadas de conformidad con la ley de la Carrera Judicial, sin perjuicio de la responsabilidad penal en que hayan incurrido. La Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público, velarán por el estricto cumplimiento de lo dispuesto en este párrafo.

Asimismo el artículo 188 del mismo cuerpo legal establece “REVOCACIÓN O SUSTITUCIÓN DE MEDIDAS CAUTELARES PRIVATIVAS DE LIBERTAD. El Juez, de oficio o a petición de parte, revocará o sustituirá la resolución en que se ordene la prisión preventiva del imputado, por otras medidas cautelares, cuando:… 4.La restricción de la libertad del imputado haya adquirido las características de una pena anticipada o provocado limitaciones a su libertad, que excedan las imprescindibles para evitar los riesgos a que se refiere el Artículo 178 de este Código.”, como ocurre en el presente caso.

En fecha 13 de enero del 2011, la defensa solicitó modificación de medida, en virtud de haberse alcanzado el término máximo para la prisión preventiva, sin que hasta ese momento se hubiese dictado la correspondiente sentencia; pero el Tribunal de Sentencia, hasta en fecha 18 de febrero del mismo año resolvieron declarar sin lugar lo solicitado. Razón por la cual, la defensa decidió interponer recurso de Apelación en fecha 25 de febrero del 2011, al cual se le dio el trámite correspondiente.

Siendo que la Corte de Apelaciones de la Ciudad de la Ceiba, Atlántida; aún no resolvía el recurso interpuesto, nuevamente en fecha 12 de agosto del 2011 se solicitó nuevamente revisión de medidas, pues tampoco a esa fecha se había dictado sentencia, y fue en fecha 26 de agosto del mismo año que nuevamente denegaron la solicitud a esta fecha JOSÉ ISABEL, ya tenía 2 años once meses, 25 días, es decir casi tres años sin sentencia, y sin modificación de medida.

Todavía sin dictar sentencia, la defensa volvió a solicitar la revisión de la medida en fecha 28 de octubre del 2011, y fue hasta en fecha 3 de noviembre del mismo año, que el Tribunal de sentencia volvió a declarar sin lugar la solicitud de sustitución de la medida, para esta fecha ya habían transcurrido 3 años y 16 días desde que MORALES fue privado de su Libertad.

Por su lado, la Corte de Apelaciones de la Sección Judicial de La Ceiba, Atlántida, resolvió el Recurso de Apelación interpuesto en fecha 25 de febrero del 2011, hasta en fecha 11 de enero del 2012, denegando el recurso de apelación contra la resolución que denegaba la solicitud de sustitución de medida, pese a haber transcurrido ya 3 años, dos meses 26 días.

Siendo que ni siquiera la utilización de los recursos dispuestos por la Ley resultaban efectivos para el respeto de los Derechos Fundamentales de JOSÉ ISABEL, (de Libertad, el Debido Proceso, Estado de Inocencia, Segunda Instancia y el Derecho a la Igualdad), la defensa intentó nuevamente procurar el respeto a esos Derechos, presentando solicitud de revisión de medidas y citación para oír sentencia en fecha 15 de mayo del 2012, y fue hasta el 17 de julio del mismo año que el referido Tribunal de nuevo declaró sin lugar la sustitución de medidas solicitada.

Véase que en la mayoría de los casos no se observó lo dispuesto en el artículo 189 del Código Procesal Penal que a su literalidad establece: “TRÁMITE DE LA REVOCACIÓN O SUSTITUCIÓN DE LA RESOLUCIÓN QUE ORDENE LA PRISIÓN PREVENTIVA. La revocación o sustitución a que se refiere el artículo anterior, se adoptará en audiencia oral celebrada para el efecto. Dicha audiencia tendrá lugar dentro de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la fecha de la decisión del Juez de revisar la medida, o de la fecha en que se haya presentado la respectiva petición. Se celebrará con citación del fiscal y de las partes, aunque se llevará a cabo con quienes concurran. Finalizada la audiencia, el Juez resolverá por auto motivado, lo que estime procedente, en el mismo día o en el inmediato siguiente.”

En fecha 20 de julio de 2012, finalmente el Tribunal de sentencia dictó sentencia.

4- Recurso de casación por violación de precepto constitucional. La defensa interpuso Recurso de Casación contra la sentencia dictada el 20 de julio del año 2012, ante La sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, quien muy atinadamente declaró con lugar el Recurso De Casación por estimar que hubo violación de precepto constitucional, ordenando la repetición del juicio, luego de haber transcurrido más de cinco años desde la detención del José Isabel Morales.

5- Conforme a los antecedentes anteriormente relacionados, una vez que el expediente regresó al Tribunal de Sentencia, el lunes 9 de diciembre de 2013 la defensa presentó solicitud para la sustitución de la medida cautelar de prisión preventiva, bajo el argumento que autoriza el artículo 181 del Código Procesal Penal, el cual fija como límite máximo de la prisión preventiva, el término de dos años, los cuales excepcionalmente pueden ser ampliados por seis meses más, por la Corte Suprema de Justicia, a solicitud del Ministerio Público. Sin embargo, el caso de José Isabel Morales doblaba dicho término, por lo que, en estricto derecho debía ser sustituida la prisión preventiva, en vista de que no existía una sentencia condenatoria, ya que la que hubo, fue anulada por efecto del recurso de casación declarado con lugar. Pero fue hasta el dieciséis de diciembre, que el Tribunal resolvió señalar audiencia para juicio oral y público, para los días del 27 de enero al 7 de febrero de 2014.

En razón de lo anterior y siendo que el martes diecisiete de diciembre de 2013, era el último día laborable del año para el Poder Judicial, la defensa, al verificar ese día que no había sido señalada la audiencia para la revisión de la medida, INTERPUSO RECURSO DE HÁBEAS CORPUS por vía telefónica, ante la Corte de Apelaciones Segunda de la Ceiba, quien en principio dijo no ser competente para recibir el recurso y remitieron al Abogado Defensor a la Corte de Apelaciones Primera, siempre de la Ceiba, Atlántida, la cual también adujo no ser competente y en principio se negó a recibir el recurso y sólo lo hizo después de la insistente solicitud del defensor. Finalmente el recurso que fue recibido por la Corte Primera, fue remitido a la Corte Segunda quien terminó aceptando ser la competente y procedió a nombrar como Juez Ejecutor del Recurso al Fiscal José Antonio Maradiaga, quien es el Coordinador de la Fiscalía Local de Trujillo.

Habiéndose presentado el Hábeas Corpus y siendo nombrado el Juez Ejecutor, ese día martes 17 de diciembre del 2013, en horas de la tarde, fue notificado telefónicamente el Abogado defensor, de la resolución del Tribunal de Sentencia, en el sentido de señalar audiencia para revisión de medida, para el día lunes seis de enero de 2014, a las diez de la mañana. En efecto la audiencia se llevó a cabo en el día y hora señalada, al cabo de la cual el Tribunal de Sentencia, denegó nuevamente la sustitución de la medida de prisión preventiva, y consecuentemente remitió nuevamente al reclusorio a Morales.

El artículo 188 numeral 3 del Código Procesal Penal literalmente dice: “El Juez, de oficio o a partición de parte, revocará o sustituirá la resolución en la que se ordene la prisión preventiva del imputado, por otras medidas cautelares, cuando: … 3) haya transcurrido el plazo máximo de duración de la prisión preventiva y su prórroga, en caso de que ésta haya sido excepcionalmente acordada; 4.La restricción de la libertad del imputado haya adquirido las características de una pena anticipada o provocado limitaciones a su libertad, que excedan las imprescindibles para evitar los riesgos a que se refiere el Artículo 178 de este Código..” Mandato legal que guarda relación con el artículo 181, párrafo 5to, del mismo Código Procesal Penal, que establece que la prisión preventiva sólo podrá extenderse más allá de los dos años y seis meses (cuando haya sido autorizada la ampliación por la CSJ) mientras esté en trámite el recurso de casación. No obstante, el recurso de casación que oportunamente fue interpuesto, ya había sido resuelto con lugar.

6- En fecha 24 de febrero del año 2014, el Tribunal de sentencia dictó sentencia condenatoria en perjuicio José Isabel bajo un sin número de violaciones al Debido Proceso, Derecho a la Defensa y al Estado de Inocencia y sobre todo en evidente desconocimiento del Derecho mismo; sentencia contra la cual nuevamente se interpuso en tiempo y forma el Recurso de Casación. Durante este tiempo José Isabel perdió a su hija infante quien murió ahogada, a su abuelo y a su padre, además en el cumplimiento de trabajos ordenados en la Granja Penal del Porvenir sufrió un accidente cuando la cuchilla de la podadora que usaba se zafó de su mango cortándole un ojo, labio, parte de la encilla y perdió gran parte de sus dientes.

7- 20 de abril 2015, Sustitución de la medida cautelar por haber adquirido las características de una pena anticipada. Se alegó que el campesino tenía en prisión preventiva desde el 17 de octubre de 2008, convirtiéndose en una pena anticipada. A la fecha Chabelo cumplía 6 años 5 meses y 27 días de reclusión.

8- El 3 de abril 2015, la Sala de lo Penal de la CSJ, el recurso de casación fue resuelto por violación al principio de inocencia y el principio de contradicción, La Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, establece que las sentencias condenatorias fueron producidas con quebrantamiento de preceptos constitucionales referentes a la presunción de inocencia y el derecho de defensa pese a lo cual no se le ha permitido ser escuchado en libertad. Ordena se repita el juicio.

9- El 24 de julio 2015, se sustituye, a medida cautelar por haber adquirido las características de una pena anticipada. Ha esta fecha José Isabel tenía en prisión 6 años, 9 meses 7 días.

10- Del 28 de septiembre al 9 de octubre 2015, se programó el TERCER JUICIO. Se suspendió en el 2 de octubre, porque la Fiscalía no había localizado sus testigos.
11- LIBERTAD PARA CHABELO: Se reanudó el juicio el 19 de octubre. El miércoles 21 de octubre del año 201, El Tribunal CONCLUYÓ QUE JOSÉ ISABEL MORALES ES INOCENTE DEL DELITO QUE SE LE IMPUTABA.

http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/coberturaespecial/item/2414-#justiciaparachabelo&Itemid=759

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s